La arquitectura está en crisis. Una crisis de trabajo y de identidad de la que no sabe como resurgir ni encontrar su sitio en la sociedad.

En el último número de la revista Quaderns hay un espacio de reflexión en torno a la Plaza de Les Glòries, un gigantesco vacío urbano que nadie ha sido capaz de abordar con éxito.

Siendo un tanto tendencioso, planteo convertir esta imagen de los años sesenta en un acto de reivindicación a favor de la arquitectura.

Por un momento imaginemos que los arquitectos fuéramos barridos de nuestra tarea más habitual, el diseño de espacios y edificios donde vive el hombre.

Seguir leyeando aquí: http://re-evolutionarch.blogspot.com/2011/06/el-arquitecto-el-ingeniero-de-espacios.html

Anuncios